Aunque una boda religiosa puede celebrarse con o sin misa, en esta ocasión vamos a definir el desarrollo de una ceremonia religiosa completa.



Tras la llegada de la novia al templo, acompañada de su padre, y una vez situada a la izquierda del novio, da comienzo la ceremonia religiosa:

  • La bienvenida del sacerdote: el sacerdote suele dirigir unas palabras a los novios y a los presentes sobre el motivo de la celebración y la relevancia del matrimonio.
  • Liturgia: como en toda misa, se procederá a realizar dos lecturas. La primera será del Antiguo Testamento mientras que la segunda puede no ser un texto bíblico.
  • Homilia: tras las lecturas el sacerdote dará paso a la homilia en la que ahondará sobre el significado del matrimonio y el gran paso que van a dar los contrayentes.
  • El rito del matrimonio: finalizada la homilia da comienzo la ceremonia nupcial propiamente, la cual consta de varios actos: la Monición, el Escrutinio o Interrogatorio, el Consentimiento y la entrega de los anillos y las arras.
  • Firma: Por último lo novios y testigos firmarán el Acta Matrimonial o Partida de Matrimonio.



El desarrollo de cada una de las partes y acontecimientos de la ceremonia religiosa se recoge en el Programa de Ceremonia, un pequeño díptico o tríptico que además puede incluir reseñas a las piezas musicales que sonarán durante la celebración del matrimonio.

Si quieres saber más sobre la ceremonia nupcial puedes consultar el artículo Ceremonia nupcial.