Los tonos marrones y naranjas son los protagonistas del otoño. El naranja no es sólo un tono atrevido sino que además aporta calidez por lo que esta combinación de colores es genial para hacer que los espacios sean más acogedores. Además, la gama de tonalidades es muy amplia.

Si os habéis decidido a celebrar vuestra boda en esta época del año, aquí tenéis algunas ideas para combinarlos.

Empezamos con la llegada de la novia... ¿Qué os parece un camino de pétalos de rosa? Por supuesto, las damas de honor irán perfectamente conjuntadas. ¡Ah! Y no os olvidéis de los centros florales que decorarán el lugar de la ceremonia.

 

 

Las calas naranjas son una opción muy elegante y original para el ramo de novia y el boutonier del novio.

 

 

Al decorar y ambientar el banquete, podéis ayudaros del espacio y sacarle todo el provecho ayudándoos de la iluminación.

 

 

Otra opción es buscar un toque más rústico... Eso sí, todo dependerá del estilo de boda que hayáis escogido.

 

 

¡Y llegamos a los postres!

 

 

Espero que os haya gustado nuestra "inspiración", y recordad: elegid un color, buscad los tonos afines y mantened siempre la misma línea... o lo que es lo mismo, ¡no mezclad!