Hace tan solo unos años las parejas no se implicaban a penas en la decoración de su boda. Se limitaban a elegir el color de los manteles, las flores que decorarían la ceremonia y los centros de mesa. El resto lo dejaban en manos de su restaurante o catering.

Pero por suerte las cosas están cambiando, y ahora a la mayoría de parejas les encanta implicarse en todos los detalles de su boda, sobre todo en la decoración. Las bodas temáticas están de moda, por eso un color, una película o una profesión pueden ser el punto de partida para definir una decoración diferente y especial.

  • Las bodas inspiradas en el mar son un clásico que nunca falla. Los azules y el arena y el blanco serán los grandes protagonistas de la decoración, en la que no pueden faltar motivos marineros, como redes de pescar, conchas, caracolas, estrellas de mar, faros o barquitos.
  • Sin duda alguna, la estética vintage está más de moda que nunca. Elegid vuestra década o el siglo que más os guste e inspiraros en él para definir todos los detalles de vuestra boda. En los mercadillos y en las casa de vuestras abuelas encontraréis auténticos tesoros para la decoración de vuestra boda.
 
 
  • Si sois manitas y queréis una boda súper personalizada, sin duda vuestra temática perfecta es la DIY. Se trata de que vosotros mismos os encarguéis de hacer todos los detallitos de la decoración. En internet encontraréis un montón de ideas y tutoriales que os serán de gran ayuda.
  • Para los que sois cosmopolitas hasta la médula y adoráis vuestra ciudad no hay duda que el tema perfecto es una boda urbana. Inspiraros en las calles de vuestra ciudad para definir la decoración de vuestra boda, incluso podéis celebrar la boda en la alguno de vuestros rincones favoritos, por ejemplo en aquel museo en el que os conocisteis.
  • Los amantes de la naturaleza tienen claro que el campo es su inspiración, y que la suya será una boda rural. Flores silvestres, balas de paja, y un entorno verde y natural serán las claves de este tipo de decoración.
 
 
 
  • La estética hippie o bohemia es otro clásico que se resiste a desaparecer. Flores en el pelo, velos piratas, flecos y una decoración estudiadamente casual son las claves de este tipo de boda.
  • Si queréis tener una boda de película podéis inspiraros en vuestra peli favorita y hacer que toda la decoración gire entorno a ella. O si sois cinéfilos empedernidos podéis ambientar la boda en el mundo de cine y poner a cada mesa el nombre de un actor o una película. Hay mil posibilidades.
  • Las bodas blancas son una propuesta solo apta para los novios más atrevidos. Se trata de que todo, absolutamente todo, sea de este color, desde vuestro vestuario al de vuestros invitados, y por supuesto también la decoración. Si la vuestra es una boda con muchos niños, quizás una boda blanca no sea la mejor opción.
 
 
 
  • Vuestra profesión forma parte de vuestas vidas y sin duda definen parte de vuestra personalidad. Por eso si sois médicos, enfermeros, pilotos, azafatas, maestros, detectives, periodistas, etc. podéis inspiraros en vuestra profesión para diseñar la decoración de vuestra boda. 
  • Y para los amantes de la música nada mejor que inspirarse en ella para ambientar su boda. Podéis inspiraros en la música en sí y llenar la boda de notas músicales, pentagramas, discos de vinilo, en vuestros cantantes y grupos favoritos, o incluso en el teatro musical.

 

Foto 1: La boda de tus sueños

Foto 2: The Happy Day

Foto 3: La Tria

Foto 4: The Big Day